Primer Acto Teatro intenta lograr que ustedes se sientan en la calle, se sientan en las vidas de los personajes, prueba de ello es el currículum que nos presenta éste grupo comprometido con el teatro, en su esencia más primitiva, trabajar por la transformación social, incitar a la reflexión… y si puede ser riéndonos de nosotros mismos.

Ya desde su fundación, allá por el año 1.995, Primer Acto se ha ido formando con Grandes actores de Teatro, como el Argentino, Eduardo Marchioli,  quien impregnó a sus integrantes, ése espíritu social del nacimiento del teatro, con obras como “La Mujer que se convirtió en perro”, “La historia de un flemón”, “El oso y el madroño” y tantas otras, que propiciaron el nacimiento de Primer Acto Teatro, en un principio Jácara Teatro.

Más tarde siguieron formándose con Valentín Moreno, logrando espectáculos tan comprometidos como “Comisaría Especial para Mujeres”, donde ya hace tantos años, Primer Acto Proponía una política, diferencia, urgente y prioritaria ante los malos tratos.

Después de varios trabajos infantiles, “Guiñapo y Pelaplátonos”, “Las tres reinas magas”,  se inician en la comedia con “Prefiero los viajes del inserso” con la que logran conquistar al público de Argamasilla de Alba, iniciando así, diversas giras por Castilla-La Mancha. , pero es en el año 2.000 cuando se consagran como grupo teatral con “No hay ladrón que por bien no venga” de Darío Fo. Dirigida por Giraldo Moisés Cárdenas.

Posteriormente llega “Telesexo” una obra de creación colectiva, es uno de los trabajos con más éxito de la Compañía, ésta obra en forma de telediario, trata de traspasar esa barrera que nosotros mismos construimos ante el sexo,  al mismo tiempo que se denuncia la explotación sexual de la mujer, sobre todo inmigrante y la hipocresía de tantos que prohíben su legalización, pero la mantienen con su uso.

Compaginando una intensa formación actoral, nos trajeron a escena, en 2003, “Aspirina para dos” de Woody Allen,  una delicada puesta en escena que logró remontarnos a los años treinta y reambientarnos en “Casablanca” con Humphre Bogart. “Aspirina para Dos” ha sido uno de sus trabajos más valorados, tanto por el público como por su directora, Mª Eugenia Moya, quien puso mucho empeño en transmitir la esencia del texto. SER UNO MISMO.

Incursionando en el Teatro Experimental, Primer Acto se inicia en 2004 en el Match de Improvisación, realizando actuaciones en la vida real, un teatro en el que los espectadores no son conscientes de que están viendo un espectáculo hasta que éste finaliza.  Después de varios partidos de Match de Improvisación, multitudinario, han logrado dar a conocer éste estilo o género teatral tan contemporáneo en el que el público es el que dirige la acción.

En 2004 también presentan el monólogo “Antes del desayuno” de Eugene O´Nell, en el que Ángeles Jiménez despliega su gran capacidad interpretativa, convirtiendo el monólogo catalogado como el mejor monólogo dramático de la historia, en la obra maestra de Primer Acto.

Obra amarga ésta, en la que una mujer reprocha a su marido el fracaso de su matrimonio, cansada de trabajar mientras él sólo se dedica a beber, afloran sentimientos de derrota, resentimiento, odio e incomprensión…que desembocará en un trágico final.

Más tarde Primer acto, seguirá trabajando la crítica social, presentando “Te quiero Muñeca” de Ernesto Caballero, presentando la vida de la mujer como creación del hombre, o que emana en todo caso de alguna parte física de éste, lo que las hace más perfectas. Llevan el tema de la manipulación de la mujer al extremo, un viejo sueño-pesadilla masculino, tratado en tono risueño.

En 2005  nos sorprendieron con “La boda de los Pequeños Burgueses” de Bertolt Brecht,  en la que nueve actores en escena simultáneamente durante toda la obra,  nos llevaron de celebración, un banquete nupcial en el que todos reconocimos la hipocresía de esos personajes, centrados en la apariencia, el interés, el deseo y tantas y tantas situaciones… provocando la carcajada o al menos una leve sonrisa.

Es éste mismo año cuando implicados en la tradición Cervantina de la localidad, Argamasilla de alba, como El Lugar de la Mancha que Cervantes no quiere recordar en el Quijote, se implican directamente en el mantenimiento y recreación de la misma con pequeñas dramatizaciones cervantinas, coplas de ciego y picaresca del siglo de oro.

Y organizan la primera edición del Certamen Nacional de teatro Aficionado “Viaje al Parnaso” con el fin de dar a conocer la diversidad del mundo teatral, así como poner en valor el teatro por amor al arte, el teatro amateur; intercalando pequeñas producciones como “Informativos” de Paco Mir, “Saltar del Armario “de Rafael Mendizábal; formándose simultáneamente con David Vélez y Manuel Tiedrá.

Evolucionan en su compromiso para con el teatro amateur trabajando intensamente desde la confederación Nacional Escenamateur y la Federación Regional de Teatro Aficionado de Castilla-La Mancha (FETEACLM) coordinando el Sello de Calidad Escenamateur para Certámenes y presidiendo la Federación, al mismo tiempo que organizan jornadas formativas y encuentros entre grupos.

Siguen produciendo espectáculos intercalando comedia con drama como “Las Criadas” de Jane Genet, con el que logran reconocimiento y premios a nivel nacional.

En la actualidad intentan poner en valor al actor y la relación de éste con el público a través de su último montaje, “Ñaque o de piojos y actrices”  dirigida por Javier Mogán.

El teatro como un arte que tiene como base el ser humano, es un catalizador, una encrucijada y un espacio de encuentro. Porque el teatro es y se define como algo creativo, nuestro objetivo es buscar, inventar, crear y no reproducir. Defender el derecho de cada cual a interpretar el sentido de las palabras y los acontecimientos a su manera, porque en el complejo esquema de la comunicación, lo que decimos, lo que creemos haber dicho, lo que la gente oye decir y lo que dicen haber oído puede ser muy diferente. Renombrando a Ménalque…”busca tu postura, lo que otro pudiera hacer como tú, no lo hagas. Lo que otro pudiera decir como tú, no lo digas, o pudiera escribir como tú, no lo escribas. Conserva en ti lo que sientas que no existe en ningún otro lugar más que en ti mismo y así podrás crear, sin o con paciencia, lo más irremplazable de los seres humanos”.

Nuestra técnica es metódica, el componente lúdico es el primer principio pedagógico para aprender. Jugar-Actuar mantienen el teatro como arte vivo en el que jugadores y espectadores participan en el proceso de percepción-acción-reacción DIVIRTIÉNDOSE. A todas las posibilidades súmale una.